No necesito un director financiero

Ya tengo a alguien que me lleva la contabilidad y los impuestos: ¿por qué necesitaría un Director financiero? # Tengo muy controlado mi presupuesto ¿dices que podría ajustar mejor mis gastos? # Cada día consulto mis bancos y el saldo que tengo ¿crees que no controlo mi caja?

— No necesito un director financiero

¿Seguro? Piensa en tu negocio, en tu día a día,  sobre cuáles son los problemas que te preocupan, sobre la información que tienes del negocio … ¿No crees que hay puntos en los cuales el Financiero te ayudaría a tener mejor rentabilidad?

Efectivamente, en las fases iniciales de una startup la gestión financiera comienza siendo muy básica, sí, pero no por ello innecesaria.

Por ejemplo, la facturación, contabilidad, liquidación de impuestos las hace perfectamente tu gestoría, pero la contabilidad no se utiliza para tomar decisiones sino tan solo es un instrumento para cumplir con una obligación fiscal, presenta retrasos y no muestra la situación real económica y financiera de la empresa y por lo tanto no sirve para tomar decisiones. No te puede proporcionar información sobre tus costes y tus márgenes. No te proporciona un análisis detallado de tu cuenta de resultados mensual, trimestral, anual. No te imaginas cuantas veces he visto empresarios que estaban convencidos de conocer sus márgenes de venta y la realidad les ha demostrado que eran muy diferentes y que estaban poniendo en riesgo su rentabilidad. La falta de informes financieros reales y no contar con la información oportuna para tomar decisiones son problemas cotidianos en las pequeñas empresas.

Otro problema que hay es el desconocimiento de  los cobros de los clientes. Como decía antes, el empresario cree que conoce a sus clientes, que ha pactado con ellos unas buenas condiciones y que hace cierto seguimiento de cuando le están pagando, pero cuando el número de clientes se va elevando y en un momento determinado bajan sus ventas puntualmente y tiene que hacer frente a un pago elevado,  se da cuenta de que el saldo que había previsto no es el real. La falta de conocimiento de las facturas vencidas y de los importes de deuda son, igualmente,  problemas que un Financiero debe de controlar constantemente.

Y un tercer problema que veo a menudo es el desconocimiento del coste financiero real que también suele ser muy superior al que se estima y que, además, puede ser controlado y ajustado para mejorar el resultado.  Las pequeñas empresas suelen apalancar su gestión diaria en créditos otorgados por proveedores y en créditos menores a un año cuyo interés promedio se encuentra por encima del ofrecido por las líneas de crédito, líneas preferenciales, etc.  y quienes conocen estos créditos preferenciales no pueden acceder fácilmente debido a la dificultad para cumplir con los requisitos impuestos.

Y si a todo esto le añadimos el tiempo que le lleva al CEO hacer la gestión financiera básica al menos para obtener la información que necesita para tomar decisiones y que le desvía de su foco de hacer crecer su negocio, se da cuenta enseguida de que le es rentable tener un apoyo financiero.

En FinOut proporcionamos una Dirección Financiera a startups y pymes flexible, dedicando únicamente el tiempo necesario que cada empresa necesita y ajustando el coste a su presupuesto.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR