El 2020 ya está a las puertas. Y viene cargado de incertidumbres. No son pocos los analistas que prevén una nueva crisis. De nuevo seremos las empresas quienes, a pesar de todo, tengamos que sacar nuestros negocios adelante.

 

Para ello, debemos poner los medios necesarios para ser capaces de analizar cómo vamos, detectar amenazas y prever necesidades. Y el primer paso es elaborar un presupuesto con la ayuda de un experto financiero.

En muchas ocasiones, damos poca importancia a la función financiera. A menudo no contamos con un profesional a gestione las finanzas de nuestra empresa, y nosotros mismos nos encargamos de esa gestión, aunque sepamos que deberíamos dedicar nuestro tiempo a hacer crecer el negocio.

A menudo también, y por falta de tiempo, nos resignamos a gestionar la caja e ir realizando los pagos a medida que van surgiendo. Y si algún día nos llega un pago inesperado, simplemente acudimos al banco que nos adelante algo.

Pero ese modelo no es suficiente si lo que se quiere es responder a algunas preguntas sencillas. ¿Cuánto gano en realidad?, ¿Cuándo debería estar ganando? ¿Cuánto podría estar ganando?

También se queda corto cuando queremos conocer los riesgos u oportunidades que nos puedan surgir a lo largo del año.

Para poder contar con una herramienta capaz de predecirnos el comportamiento de nuestro negocio durante el año, debemos comenzar por definir un presupuesto anual. Este presupuesto es la mejor previsión que puede realizar una empresa de sus planes a corto plazo y está basada en el conocimiento de la dirección de lo que espera ocurra durante un periodo.

Sirve para llevar un control exhaustivo del funcionamiento de la empresa y para tomar las decisiones adecuadas. Recoge la previsión de los objetivos que se esperan alcanzar en la explotación del negocio en términos económico-financieros.

Para su elaboración es necesario determinar los recursos que se esperan consumir y obtener en ese periodo, es decir, es necesario elaborar previamente los presupuestos de ingresos, gastos, producción, compras y resultados.

Y resulta fundamental una revisión constante de este presupuesto – analizar cómo vamos cada mes, que ha ocurrido y que esperamos que pueda ocurrir. De este modo, se encenderán las luces rojas que nos adelanten algún tipo de peligro y nos permitan poner los medios para solventarlo o minimizarlo.

En Finout te ayudamos a disponer de esta herramienta fundamental, que creemos no debe faltar en ninguna compañía. Lo hacemos poniendo a tu disposición nuestro equipo y conocimientos para que el 2020 no pille a ninguna empresa desprevenida. Solicita más información de este servicio escribiéndonos a hola@finout.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies